¿Buscas un fotógrafo... Que te emocione con su trabajo?

Un abrazo, una mirada, un beso no dura para siempre pues el tiempo es implacable y muy amigo del olvido que deja en los rincones del polvo estos instantes bellos. Sin embargo la fotografía de tu boda o de tu sesión puede perdurar y hacerse eternas dentro del baúl de los recuerdos.
Mi trabajo como fotógrafo y el resultado de mi trabajo no solo es guardar estos recuerdos a través del tiempo sino es la emoción que despierta las imágenes al ser observadas. He vivido muchas bodas como fotógrafo en varias ciudades de Bolivia y he aprendido a contar tu historia.


Para quien lo importante son ustedes y no los horarios.

Cuéntame tu historia, aquella historia que es solo tuya, tu sueño; tu pasado, tu presente y tu futuro que yo interpretaré esas y las escribiré con luz en trozos de papel para que no las olvides. Déjame ser parte de este nuevo proyecto de vida que hoy se hace realidad ocupándote tiempo y que mañana será tu recuerdo, pídeme que sea fotógrafo de tu boda y seré aquel que no olvidarán.


Que aporte ideas, experiencia, estilo, sensibilidad y belleza a tu proyecto de boda.

Estoy seguro que están dando todo en la preparación de tu boda, y cuando hablen con el fotógrafo es normal que surjan dudas e interrogantes que aclararemos a tiempo. Es habitual que pasen por alto ciertas situaciones que llegarán. Yo estoy un pasito delante por las tantas bodas que asistí como fotógrafo y estoy dispuesto a ayudar con todo aquello que conocí para darle un toque más de chispa a esta preparación.


El fotógrafo que garantice plena dedicación en el día de la boda.

Una boda no solo es una ceremonia y un par de horas en el salón, una boda es el día con el que soñaron y planificaron con ahínco durante mucho tiempo por ello yo solo realizo una boda al día y el resto queda fuera de mi trabajo, por tanto, toda mi atención estará centrada en tu día.


Soy alguien en quien puedas depositar tu confianza.

Cuando confiamos nos libramos de una gran carga y el camino se hace más llano además que el trabajo fluye efectivamente, seré tu fotógrafo de boda esto significa que estaré cerca todo el tiempo y puedes contar conmigo, antes, durante y después de la boda. Mi responsabilidad son tus recuerdos.

¿Me das tu confianza?

 

 ¡Que te ofrezca cercanía como fotógrafo!

De tú a tú. Soy Edwin, un amigo, un confidente además de fotógrafo. Mi cámara y yo seremos silenciosos, sutiles y efectivos, que con luz escribirán las primeras páginas de esta bella unión.


Que entregue un trabajo de gran calidad, sin largas esperas.

Tengo toda la disponibilidad de tiempo y dedicación plena al trabajo, soy fotógrafo de bodas a tiempo completo, normalmente empiezo el procesado de las fotos al siguiente día laboral de tu boda. Por lo general tengo listas las fotos en un lapso no mayor a 5 días. Ahí ya podrán ver todo el reportaje completo de tu boda y además tendré una propuesta de fotos para tu fotolibro.

El proceso completo hasta que tengas el producto final de tu boda en tus manos será no mayor a 15 días.

 

"Unos nacen para contar historias, otras para ser historia"

 

 -anónimo-